CONTACTO Twitter Catalonia Libros Facebook Catalonia Libros Catalonia Libros
linea_div
linea_div
linea_div
Seleccione Moneda:  
 
 

CATEGORÍAS

  Agendas | Pasatiempos
  Antropología | Historia
  Arte | Arquitectura | Diseño
  Astronomía
  Autoconocimiento | Autoayuda
  Autores | Temas Nacionales
  Biografías | Testimonios->
  Centenario Violeta Parra
  Ciencias | Tecnología
  Ciencias Sociales | Política
  Cocina
  Crónicas | Periodismo
  Deporte | Vida Sana
  Diccionarios | Enciclopedias
  E-Books
  Economía | Negocios
  Ensayo | Investigación
  Espiritualidad | Esoterismo
  Familia | Maternidad
  Filosofía | Estudios Literarios
  Humor Gráfico | Ilustración
  Ilustración
  Infantil->
  Juvenil
  Libros en Inglés
  Música | Cine
  Narrativa->
  Novedades de distribución
  Novela adulto
  Novela CienciaFicción | Fantasía
  Novela Erótica
  Novela Gráfica | Comic
  Novela Negra
  Novela Romántica
  Obras Completas
  Poesía
  Psicología | Educación
  Recomendados Catalonia
  Religión
  Sagas->
  Salud | Terapias Alternativas
  Salvador Allende
  Sexualidad
  Sociología
  Teatro
  Viajes | Turismo
 

La cocina canalla Recetas de taberna, bistró y otras picadas.

 
La cocina canalla Recetas de taberna, bistró y otras picadas.
 
Autor: Augusto Merino
Año Edición: 2018
Editorial: Catalonia
ISBN: 9789563246773
Páginas: 288
Dimensión: 17 X 24 cm
Peso: 0.00
 
$21.900
 
Comprar
 
linea_div
 
 
 

La taberna es un prodigioso lugar en la vida humana. Ahí se entrecruzan caminos, se atan efímeras amista¬des que luego se pierden y se añoran; se desatan enormes toletoles donde este pierde un diente y el de allá, una oreja; se adquieren conocimientos, se pierden ilusiones; se entera uno de la pequeña historia y se ríe de la gran política. Pero, sobre todo, se come muy bien. Y mucho. Con refinamiento. Pero sin remilgos.

¿Qué es la cocina canalla? No es, por cierto, el guisote sabrosón y basto, bien llenador, abotagante. No es, digamos, el charquicán de carne molida, grasoso, con aspecto de mazamorra color marrón, el mismo que suele tener la comida casera de perro. Ni es la cazuela con un centímetro de enjundia que, luego de cuchareada, deja los labios pegados por el sebo.

En la cocina canalla emerge y triunfa una cocina de calidad, sencilla y por sobre todo sabrosísima, de ingredien¬tes considerados no aptos para précieuses ridicules. Es cocina que se ríe a carcajadas de los concursos culinarios, de los hierbajos endémicos, las pirotecnias químicas, las innovaciones y audacias. Cocina de familia numerosa y pobre que se las arregla para comer bien. De madre o abuela que cocina con arte y atención al detalle. Que lo aprovecha todo. Que le saca partido a lo que fuere que aparezca. Cocina de vieja que ofrece almuerzos en su restorancito carretero. O sea, de huarique, de picá, de taberna, de bistró. De canalla que no sabe de arribismo, que es auténtica y se acepta.

La cocina canalla es la de gente de manos ásperas y lengua sutil.

AUGUSTO MERINO (RUPERTO DE NOLA)
 

 
 
 
 
linea_div