EN ESTA FAMILIA NO HAY JEFES

En esta familia no hay jefes, somos una cooperativa-. Lo dijo Mafalda cuando un vendedor llamo a su puerta preguntando si el jefe de la casa podía salir al rellano. Evidentemente, la niña entendió que en los tiempos que corren eso era una tontearía. Rebelde, inteligente e idealista, Mafalda comprende mejor que cualquier adulto que en su casa no debería haber estereotipos. La familia sin apellido de Mafalda es algo mas que una foto en el mueble/bar; quiere mas. De hecho, desde la primera viñeta hasta la ultima, emprende un viaje para defenderse de la vulgaridad a la que parecía abocada, para salir de la monotonía, para demostrar que la normalidad no existe y que las bases de lo que significa ser familia, en todo caso, las pondrá cada uno de ellos.

 

Comprar libro descargar portada